miércoles, 19 de diciembre de 2012

La Mujer Virtuosa - Predicación escrita - Armando Alducin - Parte 2 de 4








Ahora en Proverbios acabemos la primera parte del versículo 10, y el Espíritu Santo después de describir a una mujer guerrera, hace una pregunta ¿Quién la hallara? O sea en otras palabras, esta pregunta ¿Quién la va a contestar en esta tarde? ¿Quién quiere contestar esa pregunta? el Espíritu Santo esta preguntándonos ¿Quién va a encontrar a una mujer guerrera para ser madre de sus hijos para ser su compañera? ¿Quién la va encontrar? ¿Cuál es la respuesta? La respuesta es quien la esté buscando, porque si el Espíritu Santo está preguntando que quien la va a encontrar significa verdad, que como todas las piedras preciosas y como todos los tesoros, como todo lo que vale en esta vida está escondido. 

Yo he encontrado a muchos jóvenes que me han dicho «Armando yo no creo que hayan ya chavas en la iglesia, o en aquella iglesia, o en aquella colonia que sean vírgenes, que de veras  me case   yo y pueda tener la seguridad que me vayan a ser fieles, todas son una bola de destrampadas, todas se han acostado como  10 antes de casarse, todas le meten al chocho, todas le meten al alcohol etc., etc.» Pérame tantico no generalice, no es cierto, no es cierto, no es cierto, si hay mujeres virtuosas, pero sabes ¿Cuál es tu problema? Les contesto a estos jóvenes, su problema es que ustedes no la están buscando, porque precisamente buscas la fácil. 

Todas las muchachas que son fáciles encuentras a diez detrás de ti, y andan detrás de ti, porque eres fácil, y porque el  hombre es un cazador. Pero cuando el hombre quiere realmente ya formalizar su relación y buscar una mujer que va a ser la madre de mis hijos, no vas a buscar ese tipo de mujer, es con la que se acuestan todos los compañeros tuyos en tu escuela y en tu oficina también. Con la secretaria ya han pasado tres o cuatro por ella, que cosa más trágica, verdad y más patética y mas lastimera, que la mujer se rebaje a ese grado y se degrade simplemente por agradar a tres o cuatro hombres al mismo tiempo, cuando ella no sabe que nunca va encontrar a ese hombre, porque ella no es una mujer virtuosa.

Pero el que le esté buscando, el hombre que no quiera salir con ninguna mujer y que se proponga «yo no me caso más que sea una cristiana y quiero, y le vuelvo la cartilla y le voy a poner mis normas muy altas y no me importa que llegue a los 40 años, pero yo me caso con esa mujer» tú no puedes encontrarla sino propones en tu corazón buscarla. Pero si tú te propones  buscarla a esta mujer la vas a encontrar porque existen, y tal vez este momento está más cerca de ti en este momento que lo que te imaginas. Pero estas tan ciego que no te has dado cuenta que existían.

Veamos pues las diferentes facetas que hacen a esta mujer  digna de alabanza:

En primer lugar la GRANDEZA DE SU CARÁCTER: Aquí vemos cuatro cualidades que definen inequívocamente la grandeza del carácter de este tipo de mujer. El versículo 13 y versículos 17-18, encontramos en primer lugar  que distinguen su carácter, su diligencia y buena actitud hacia la vida. Versículo 13 “busca lana y lino y con voluntad trabaja con sus manos”. Versículo 17 -18 “ciñe de fuerza sus lomos y esfuerza sus brazos y ve que van bien sus negocios’’.

La diligencia no es más que solamente usar energía física y terminar una tarea, sino que una mujer diligente es una mujer que ha determinado en su voluntad entregarse, o dedicarse, o de permanecer hasta que se haya hecho lo correcto. Cuando una mujer no tiene esta voluntad entrenada, y para esto se necesita disciplina “voy hacer esto y lo voy a terminar’’, en esta semana voy a coser todos los calcetines rotos que encuentre a mis hijos, voy a ir cajón por cajón, a mi esposo sus chones también se los voy a coser todos los que encuentre, sus camisetas, voy a proponerme de ocho y media de la mañana a limpiar todo lo que sea de la cocina, voy a organizar mi vida para que a las doce, a las dos de la tarde ya estén todos los frijolitos y todo hecho.

Para todo lo que hagamos en la vida  se necesita diligencia, se necesita perseverancia. Dice la biblia que esta mujer «busca lana y lino y con voluntad trabaja con sus manos» busca, nos habla de una mujer emprendedora y que le gusta hacer negocios, una de las mentiras mas grandes es que una mujer solo debe dedicarse ahí en su casa, es que en tu casa puedes hacer negocios, en tu casa puedes buscar hacer pasteles, en tu casa puedes a través  del teléfono puedes hacer llamadas, en tu casa puedes hacer muchas cosas, puedes traer a la iglesia a vender, pues hacer cosas donde puedas apoyar a tu marido. Dice el versículo 17 “ciñe de fuerza sus lomos y esfuerza sus brazos”. 

Dice el versículo 17 «ciñe de fuerzas sus lomos, y esfuerza sus brazos» Esta mujer  también encontramos que es una mujer que se encuentra en buenas condiciones físicas. Hay una tragedia muy grande en la mayor parte de las mujeres que pasan de los 35 años de edad, y es que pasando los 35 años de edad abandonan su cuerpo ¡esto es una tragedia! y ya le entran duro a los tamales, y a la tole y se hacen unas conchotas de la tía Rosa,  ya que, que, que ya nada, tu puedes llegar a los 50 a los 60 años de edad con una buena figura, no la tienes porque no quieres tenerla, nada más te has abandonado. 

Tienes que reconocer que te has abandonado, y los hombres ni se diga, de 30 años hay unos panzones que parecen santa claus a los 30 años de edad, y nuestros cuerpos son templo del Espíritu Santo y tenemos que entender que hay una grande, grande relación entre la salud física, entre mantenerme en buenas condiciones físicas, entre mi energía y mi productividad, y mi gozo, y mi fuerza, y mi vigor porque tengo el vigor y la salud que tengo, de acuerdo a lo que tomo y respiro.

En segundo lugar esta mujer es EFICIENTE E INDUSTRIOSA: Dice el versículo 14, 16 y 24 «es como nave de mercader, trae su pan de lejos…» versículo 16 «considera la heredad y la compra» Vean ustedes el sentido que tiene ella para hacer negocios y administrar «y planta viña del fruto de sus manos» versículo 24 «hace telas  y vende y da cintas al mercader» Aquí encontramos que esta mujer sumamente trabajadora, no es una mujer haragana que se levanta a las diez con su cafecito «¿Qué horas son?» verdad, con su cigarrito a las once de la mañana a ver las noticias, ve la telenovela y el marido pues viene, y gracias y todo porque (…) ya anda con otra, pues sabes un cosa, aunque ande con otra a lo mejor te deja y tu te encuentras a otro galán.

¿Por qué te vas a abandonar? ¿Por qué te vas a deprimir? ¿Es posible que un hombre pueda arruinar tu vida, y que te haya menospreciado, y quitado, y robado tu identidad, y tu dignidad para hacerte sentir que no vales nada, y que tu autoestima se haya degradado hasta el piso porque ese hombre te dejo, ya no van a ver otros que te quieran? De ninguna manera, tu sigues luchando, sigue levantándote, sigue cuidándote físicamente «aun un poquito y el que ha de venir vendrá» dice la palabra de Dios. El que recibe la visión escríbala y espere en ella porque ha de venir  lo que Dios dice «mis pensamientos dice el Señor para ti son de paz y bendición» No te des por vencida, ahí está el carácter, ahí está la guerrera. ¿Por qué te vas abandonar? Tú tienes que seguir luchando, la mujer es eficiente, industriosa.

En tercer lugar es COMPASIVA: versículo 20  y el 26 «alarga su mano al pobre y extiende sus manos al menesteroso» y el versículo 26 «abre su boca con sabiduría y la ley de la clemencia está en su lengua”. Muchas personas y muchas mujeres son como estas mujeres diligentes, industriosas y muy trabajadoras, pero están tan ocupadas en su mundo, que nunca se acuerdan este tipo de mujeres, en que hay hermanas con necesidades de trabajo, con necesidades de comer, que en la iglesia hay viejitas ya de 70 o 80 años de edad, que tu conoces alguien cerca de tu casa que no tiene trabajo, que es pobre pero estas tan ocupada en tu mundo y en tus problemas que jamás piensas que Dios ama a los corazones compasivos. El que se acuerda del pobre dice el Señor nunca le faltara en su casa nada de comer,  porque el que le da al pobre le da a Jehová, el cual es su hacedor.

La compasión es indispensable, esta mujer también es clemente con su lengua, no es una mujer chismosa, no es una mujer calumniadora, no es una mujer vengativa, sino que es compasiva para hablar. Tú sabes el tipo de mujer con la que tú te encuentras después de oírla hablar tres minutos. Hay mujeres que no pueden dejar de estar critique, y critique, y critique (…) y ya viste los tacones (…) y están siempre con una espada desenvainada tazando, y tazando, y tazando ¿Por qué? porque en su carácter de ellas no hay, precisamente este carácter de una mujer de Dios. Ustedes tienen que ser compasivas hasta para hablar de sus maridos, y (…) en reuniones de oración «Padre yo te doy las gracias después del planchazo que me dio mi marido anoche en la cabeza, ya lo he perdonado» y ya 10 mujeres en la reunión de oración se enteraron de que te dieron un planchazo tu esposo anoche en la cabeza y eso es falta de compasión por tu esposo, eso no lo tienes tu que decir, hay gente que le gusta adorar, que todo el mundo se entere cuanto está sufriendo. Esto se llama auto-lastima, y eso es pecado, porque es una falsa humildad.

En cuarto es BELLA POR DENTRO Y BELLA POR FUERA: versículo 22 y 25 «ella se hace tapices, de lino fino y purpura es su vestido» versículo 25 «fuerza y honor son su vestidura y se ríe de lo porvenir» Actualmente vivimos un mundo donde se pone un énfasis extremado en la belleza externa de la mujer, pero Dios mira el corazón. Por otro lado muchas mujeres cristianas han llegado a creer que si son espirituales, y si son hermanitas, y si son santas tienen que parecer las momias de Guanajuato, y no se pintan nada, se ponen un chongo de hace 40 años, que ya no se usa  el chongo hasta por acá, o no se cambian de peinado ¡Imagínate! llega el marido y ve a la secretaria oliendo a perfumito, pintada y todo, y llega a su casa y parece que encontró una momia, ni ganas dan de regresar a su casa, porque la mujer tiene un falso concepto que la mujer espiritual tiene que ser así, y no es cierto.

Ahora por otro lado está  el otro extremo, hay mujeres cristianas que exageran en su arreglo externo, y se pintan demasiado, parecen árboles de navidad, se pintarrajean unas rayotas, así verdad como la tigresa, esos ojos así, exagerados, una raya hasta por acá  jaladas la cosa esa, y la boca parece una corcho-lata que traen pintada, un globo ahí que se ponen de tanta pintura, unos aretes que parecen campanas que le suenan, bueno todo eso verdad, es una exageración y a Dios no le agrada  eso tampoco, porque está queriendo llamar la atención sobre tu persona.

Dice la biblia en 1 Timoteo 2 y 1 Pedro 3 «que vuestro atavió no sea externo con vestidos costosos y joyas, sino el ornato de un espíritu afable y apacible» Entonces no hay cosa más linda que una mujer cristiana se arregle, y que se arregle bien. La mujer virtuosa no es una momia  repito, sin arreglarse, ni tampoco un árbol de navidad, sino que tiene buen gusto para arreglarse, y la mujer cristiana, la mujer virtuosa y si porque no, ve de vez en cuando la revista de las modas. Si las modas son minifaldas no se las pone, pero si ve que pinturas es buena, le queda, pregunta (…) que maquillaje le queda, con que combinación le puede poner esos vestidos, en nada de eso hay pecado ¿Por qué? porque son embajadoras del reino de Dios, y no hay cosa más linda que llegue tu marido a tu casa y te encuentre arregladita, perfumadita (…) y todo arregladita, aunque te vayas acostar este con todos esos tubos ahí parados, y los pelos parados  ahí en tu cara, antes de acostarte (…) porque en la azotea va a dormir tu esposo.

La mujer virtuosa tiene personalidad en arreglarse, ustedes saben como mujeres, cuando una mujer se le puede decir que tiene buen gusto en arreglarse, sus combinaciones son adecuadas, no parece farol tampoco, sino es una mujer que tiene buen gusto, tiene personalidad porque la tiene que tener, como te ven te tratan. Vivimos una época y un mundo donde necesitamos eso; igualmente paso con los pastores hace 30 o 40 años, no es que el hombre de Dios tiene que tener la corbata rotita, la camisa rota con agujeros por acá, un saco de guarachitos, ese si es espiritual y es un concepto equivocado de lo que es el cristianismo.

Vivimos un mundo donde estamos tratando con abogados, con el senador, con el diputado, con esta persona. A los jóvenes les digo lo mismo, si llegas con los pelos que pareces un marciano, tu arete colgado ahí y llegas tu y dices que quieres la mano  de mi hija no te la doy (…) ¿Por qué? Porque me espantas con tu apariencia verdad, quieres espantar a tu suegro pues vístete como un jipi, es que aquí que el otro ¿Cuál? Pues vete a pepito y quédate, pero si quieres salir de pepito, y quieres salir de este mundo, donde quieres sobresalir, y quieres abrirte paso, no te vas abrir paso así, entiéndelo, no hay nada de humildad en vestirse así, es mal gusto, no es sabio, ni viene tampoco de Dios.



Continua...



Primera Parte - Segunda Parte - Tercera Parte - Cuarta Parte





Enlaces



Online





Nuestro deseo no es que conozcan a un predicador en particular, sino que vean claramente que las respuestas se encuentran en la Biblia, por eso debemos leerla, meditarla y vivirla cada día, pues nuestra fe no debe estar basada en las afirmaciones de un predicador, sino en la Palabra de Dios, la cual es invariable (Jn. 5:39, Mat. 22:29, ) y sigamos el ejemplo de los cristianos de Berea (Hch. 17:11).

Ademas cualquier link de descarga que aparezca con error, por favor informar en los comentarios. Les recomiendo leer la entrada "Tutorial 1" para descargar manualmente, o consulta "Tutorial 2" .
Importante